Calendario de Siembra de Cereales y Hortalizas

El calendario de siembra de cerales y hortalizas lleva evolucionando desde tiempos prehistóricos, desde que las poblaciones nómadas empezaron a asentarse y a cultivar las tierras hace aproximadamente 12.000 años. Todo el camino recorrido hasta ahora, ha sido una carrera de ensayo error, en los que han ido primando las buenas prácticas llevadas a cabo en cada momento. Los resultados de las cosechas ha sido la variable que ha ido definiendo el calendario óptimo de siembra para cada región.

Las primeras especies cultivadas en la Península Ibérica fueron los cereales y las leguminosas. Como cereales, las primeras especies cultivadas fueron la cebada y el trigo. En cuanto a las leguminosas, se empezó por cultivar las habas, guisantes, yeros, lentejas y almortas.

Generalmente, la siembra se realizaba en otoño o primavera previa preparación del terreno por medio de aperos de labranza muy rudimentarios. Durante el periodo de crecimiento, se realizaban tareas de escarda o limpieza de malas hierbas hasta llegar al periodo de cosecha, que ocurría al principio de la temporada estival.

Orígen del Calendario de Siembra

El calendario egipcio, fue el primer calendario solar del que se tiene referencia, creado hace 5.000 años. El año de 365 días se dividió en tres estaciones de carácter agrícola, basado en la inundación anual del río Nilo:

  • Inundación: a finales del verano y otoño
  • Siembra: invierno e inicio de la primavera
  • Recolección: finales de la primavera e inicios del verano.

A partir de este calendario de siembra inicial, los romanos fueron adaptandolo para que fuera operativo en latitudes más norteñas. Un ejemplar de calendario agrícola del siglo IV fue encontrado en Huesca, y hoy se encuentra en el Museo de Zaragoza.

Calendario de siembra por mes

Como es lógico, este calendario por meses es solamente orientativo, ya que las condiciones climatológicas y del terreno pueden variar dependiendo de dónde nos encontremos.

calendario de siembra

Enero

Generalmente Enero es el mes de más frío y el de menor actividad agraria aunque últimamente y debido al cambio climático, la temperatura media de éste mes va subiendo y no nos encontramos con las grandes heladas de antes.

campo de siembra nevado

Suele ser el último mes para la siembra de ajos si se quiere obtener una buena cosecha. También es un buen mes para empezar con la siembra de berenjenas, zanahorias, melones y sandías, habas y guisantes. En cuanto a los cereales, también es el último mes para la siembra tardía de avena, cebada y trigo.

Febrero

Este mes es considerado como traicionero, porque durante el días se empieza a notar mejora en la temperatura, pero de noche sigue helando. Es un buen mes para terminar de sembrar los ajos y plantar chalotas, lechugas y cebollas. También se puede empezar a sembrar pepino, espárragos y judías.

En el caso de los cereales, es un mes idóneo para la cebada, además de ser el último para la siembra tardía del trigo.

Marzo

En este mes, los días se van alargando y parece que la primavera quiere llegar, aunque por la noche todavía puede helar. Es el momento idóneo para preparar la tierra con arado y eliminar las malas hierbas.

tractor agícola para alquilar

Todavía podemos seguir plantando cebollas, acelgas, lechugas, espinacas y rúcula. A mitad de Marzo podemos empezar con la siembra de patatas y garbanzos.También es buen mes para la siembra de calabazas y calabacín, nabos, pepinos, perejil, pimientos, puerros y tomates.

Abril

La primavera se consolida haciendo este mes más benigno que Marzo en cuanto a temperatura del suelo, que aumenta potenciando la germinación de las semillas. Las heladas nocturnas desaparecen, eliminando el peligro de congelación de las plantas. Todavía estamos a tiempo de sembrar patatas, garbanzos  y zanahorias, y empezamos con las lechugas y alcachofas.

Es un buen mes para empezar con la siembra de arroz y maíz.

Mayo

Mayo es uno de los meses más bonitos del año. Ya empieza a notarse calor y la primavera se muestra en toda su grandeza. Podemos seguir plantando tomates y berenjenas, acelgas, lechugas, puerros y melones y sandías de asiento.

tractor fumigando para alquilar

En cuanto a los cereales, seguimos con la siembra de arroz y maíz, si no lo hemos hecho en Abril. En este mes es importante el cuidado fitosanitario de las plantas. Es indispensable una fumigación preventiva, ya que una vez que se han instalado los parásitos es muy dificil su erradicación.

Junio

Es el mes del comienzo del verano y que presenta los días más largos y de más luz del año. Las plantas crecen a su máximo. Podemos seguir plantando tomates, pimientos y berenjenas, además de acelgas puerros y lechugas.

Con respecto a los cereales, se puede seguir plantando maíz y mijo, y si el cultivo lo permite, se puede empezar a segar el trigo, la avena y la cebada sembrada con anterioridad.

Julio

Julio más que un mes de siembra, se caracteriza por ser un mes de recolección, sobre todo de cereales como el trigo, centeno, cebada y la avena.

cosechadora para alquilar

Es un buen mes para la siembra de coles y coliflor, brócoli y alcachofa.

Agosto

Es el mes de la abundancia. Empieza la recolección de casi todas las hortalizas que se sembraron en  Marzo y Abril, como los tomates, pimientos, pepinos y las lechugas, judías verdes, zanahorias y calabazas.

cesta de hortalizas

También es época de recolección de los cereales que queden en los campos.

Septiembre

Es el clásico mes de la vendimia y recolección de hortalizas que queden en el huerto. Buen mes también para labrar la tierra de los cultivos para la próxima siembra, si es que no se deja en barbecho.

Octubre

El verano toca a su fin, los días se acortan y las noches comienzan a ser más frías. Muchos de los cultivos del huerto se han recogido ya, y toca preparar la tierra para la próxima temporada de siembra.

maiz para cosechar

En los campos de cultivo de cereal, se recoge el maíz y si el tiempo acompaña, se puede empezar con la siembra de avena, cebada y trigo aunque se suele esperar hasta Noviembre en las parcelas más grandes.

Noviembre

El otoño se encuentra en todo su apogeo, y las temperatura nocturnas empiezan a ser frías. Los campos de cultivo en pleno comienzo de hibernación, se siembran con trigo, avena y cebada.

sembrando cereales

También se aprovechan los huertos para la siembra de habas, guisantes, coles y coliflor.

Diciembre

El invierno se instala definitivamente, y junto con Enero, es el mes más frío del año. Una vez finalizada la siembra en los campos de cultivo de cereales, en el huerto se puede seguir sembrando con las habas, guisantes y chalotas.

Calendario de uso de maquinaria agrícola

Como hemos podido observar a lo largo de este calendario, los momentos clave para el uso de maquinaria agrícola, como el tractor, solo ocurren 3 veces por ciclo;

  • La preparación del terreno de cultivo
  • La siembra
  • La recolección

Estos periodos de necesidad de maquinaria tampoco son muy prolongados, dependiendo de la superficie a cultivar. De esto podemos deducir que un tractor con sus aperos, por ejemplo, solo nos haría falta algunos días para el arado de la tierra y la siembra. El resto del tiempo estaría parado, o cumpliendo otras funciones no indispensables como el transporte de materiales y objetos.

Para la recolección, también necesitaríamos una cosechadora durante el tiempo que dure la siega, que variará con la superfie a cosechar. Normalmente, y gracias a los avances tecnológicos, una cosechadora puede con 40 hectáreas por día como mínimo. Con éste dato, ya puedes hacer tus cálculos y saber si te compensa comprar una cosechadora que vale alrededor de unos 400.000 euros, o si por el contrario, es mejor alquilar la maquinaria durante los días que tarde en recoger la cosecha.

Considerando estas tres actividades principales en las que el uso de maquinaria agrícola es esencial, quizá con el alquiler de la maquinaria necesaria nos sería suficiente, no teniendo que desembolsar un dinero importante tanto para su compra, como para su mantenimiento.