AgTech: por qué no vas a parar de escuchar esta palabra de aquí a unos años

¿Qué es AgTech? Es la unión de dos palabras inglesas: Agricultural + Technology = AgTech, que en español se traduciría como “Tecnología Agrícola o Agraria”. Existen algunos sinónimos como Agrotech o Smart Agro (Agricultura Inteligente). Es un concepto que engloba nuevas tecnologías con diferentes habilidades y conocimientos. Estarás pensando en drones, satélites, GPS, sensores … te sonará este concepto y no vas desencaminado. Pero el AgTech conlleva mucho más.

¿Por qué está en boca de todos?

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) para el año 2050 la población mundial pasará de los 6.700 millones de personas actuales hasta los 9.100 millones. Esto va a requerir que la producción agrícola se incremente un 70%.

 

 

Supondrá desafíos como la mayor escasez de los recursos naturales, por ejemplo, la tierra o el agua, Además serán unas condiciones climáticas diferentes a las actuales, con la necesidad de disminuir los niveles de contaminación y apostando por respetar la biodiversidad.

Y la solución a todo esto no va a ser posible sin hacer uso de las nuevas tecnologías agrarias aplicadas al sector agroalimentario.

 

 

Las dimensiones del AgTech

Cada vez somos más conscientes de que estamos viviendo una revolución tecnológica de gran calibre en el sector agroalimentario. Es la llamada era de la Agricultura 4.0.

Ya hemos visto que en el futuro las condiciones medioambientales, sociales y económicas con las que trabajamos ahora van a ser diferentes en el futuro. Es por eso por lo que te explicamos a continuación algunas de las principales aplicaciones tecnológicas que debes conocer:

  • Big data e Inteligencia artificial: nos permiten analizar una gran cantidad de datos y obtener conclusiones rápidas y automáticas. Por ejemplo: analizando los datos climáticos, máquinas automatizadas pueden ordenar la activación o desactivación de riegos en determinadas circunstancias.
  • Bioinformática y Biotecnología: dentro de estos campos, uno de los grandes hitos ha sido la creación de plantas transgénicas resistentes a plagas o enfermedades y aquellas resistentes a ciertas condiciones ambientales desfavorables.
  • Drones: son numerosos los ejemplos de aplicaciones de estas máquinas en la agricultura: monitorización y evaluación de las condiciones del terreno, toma de datos sobre temperatura o el ritmo de crecimiento de los cultivos o la pulverización de fitosanitarios.
  • Aplicaciones y dispositivos móviles: su principal ventaja es la versatilidad y el dinamismo de estas tecnologías. Existen aplicaciones móviles para evaluar el calendario de siembra, ayudar con el manejo fitosanitario de los cultivos o para apoyar la gestión de sus fincas y flotas de maquinaria.