Alquiler de maquinaria agrícola

La maquinaria agrícola hace referencia a un conjunto de equipos y máquinas, diseñadas para ser utilizadas por los agricultores en sus tareas cotidianas; arado, siembra, recolección, etc. Durante los últimos años, éste tipo de maquinaria ha llegado a un punto de sofisticación impresionante, desde su posicionamiento exacto por GPS, hasta poder calcular la densidad de semilla adecuada según el terreno.

Lo que está claro es que actualmente, no es posible mantener una actividad agraria sin el apoyo total o parcial de la mecanización, para lo que se requiere una inversión importante. Hasta el 50% de los costes de la actividad agraria se debe a la necesidad de la utilización de maquinaria, por lo que elegir correctamente el equipamiento resulta fundamental y depende del uso que se le vaya a dar.

Una opción interesante, desde el punto de vista económico, puede ser la del alquiler de maquinaria agrícola en el momento preciso, tanto para la preparación del terreno, la siembra o la recolección. Todo el sector agrario está al corriente de que la principal causa del elevado coste de utilización de los tractores en nuestras explotaciones se debe a la escasa utilización anual, por lo que acudir a su alquiler podría evitar la necesidad de su compra y sus elevados costes de mantenimiento. No siempre se generan las suficientes horas de uso, para alcanzar valores de amortización de la maquinaria positivos.

Ventajas del alquiler de maquinaria agrícola

El uso de maquinaria agrícola y su evolución tecnológica, nos permite ahorrar en tiempo y esfuerzo, además de mejorar la calidad de los cultivos y aumentar la producción. Algunas de las ventajas de su uso son:

  • Aumento de la productividad
  • Mejora de los cultivos
  • Ahorro en tiempo optimizando las tareas
  • Ahorro en costes de personal

Si a todas estas, le sumamos el no tener que invertir en su compra si nos decidimos por el alquiler, las ventajas pueden ser aún mayores.

Tipos de maquinaria agrícola

Si hubiera que destacar una máquina en particular por las posibilidades que ofrece y los innumerables cambios que ha producido en el sector agrario, esa sería la del tractor. Es la maquinaria más utilizada en todo tipo de tareas agrícolas.

En principio se diseñó para transportar elementos pesados, pero ha evolucionado para su integración con multitud de complementos como remolques, arados, sembradoras, trituradoras, fresadoras, desbrozadoras y un largo etcétera.

Tractor

Un tractor (del inglés tractor, y este del latín tractus, participio pasivo de trahĕre ‘arrastrar’), es un vehículo especial autopropulsado que se usa para arrastrar o empujar remolques, aperos u otra maquinaria o cargas pesadas. Su uso ha posibilitado disminuir sustancialmente la mano de obra empleada en el campo, así como la mecanización de tareas de carga y de tracción que tradicionalmente se realizaban con el esfuerzo de animales como asnos, bueyes o mulas. (Wikipedia, 2020).

Existen una gran variedad de tractores, pero principalmente pueden dividirse en dos grupos, los tractores de neumáticos y los de orugas, aunque los más utilizados sean los primeros. Dentro de estos nos podemos encontrar con los típicos de ruedas de dos diámetros diferentes, tractores más estrechos para la fruta y viñedos, tractores articulados y de cadenas.

Remolques

Los remolques en agricultura, son vehículos sin motor que son arrastrados por un tractor. Sirven para transportar productos de recolección agraria, desperdicios y tierra. Pueden ser de tipo plataforma, como una placa anclada al chasis para el transporte de fardos, de tipo bañera para el transporte de abono, y estrechos, principalmente usados en la recolección de la uva.

Dependiendo del peso que tengan que soportar, pueden disponer de uno, dos y hasta tres ejes, con sus ruedas correspondientes.

Abonadora

Dada la explotación intensiva que sufren las extensiones agrarias en España, es necesario abonar las tierras de cultivo para favorecer la producción agrícola. Para ello se utilizan abonos orgánicos, químicos y minerales, que son distribuidos por las abonadoras.

Generalmente van acopladas al tractor, del que también utilizan su motricidad para esparcir el abono por los campos. Existen varios tipos de abonadoras: por gravedad, centrífugas y neumáticas.

Fresadora agrícola

A la fresadora también se le puede llamar rotovator o rotocultivador, y es una máquina de labranza compuesta por azadas montadas sobre un eje, y que son accionadas por la toma de potencia del tractor.

Sirven para remover la tierra hasta profundidades de 15 cm, dejando el terreno preparado para la siembra. También los hay compactos, que no necesitan de tractor ya que llevan el motor integrado en la máquina y son usados en parcelas mucho más pequeñas.

Trituradora

Son máquinas cuya misión es la de trocear los materiales, obteniendo partículas mucho más pequeñas y manejables. En el sector agrícola, generalmente se utilizan trituradoras para ramas, aunque también existen las que sirven para prensar frutos.

¿Alquiler de maquinaria agrícola?

Sí, efectivamente y gracias a nuestra aplicación móvil, ahora puedes alquilar la maquinaria agrícola que necesitas para tus campos, sin necesidad de invertir en la compra de costosas máquinas.

Dale el uso que necesitas y cuando lo necesites, ahorra tiempo y dinero gracias a PLOOU, y los servicios adaptados que te ofrecemos.

¿Conoces Ploou? La primera app de alquiler de maquinaria de Europa

App móvil Ploou App Store
App móvil Ploou Google Play